Translate

lunes, 22 de julio de 2013

Mi patria


La capilla Turkana. La Comella, 2003. Granito negro,  hierro, mortero y hormigón. 5 x 5 x 5 m. de diámetro. 

Mi patria

Mi patria no tiene nombre,
vive en la noche permanente,
descansa en un espacio cerrado,
clandestino, tras una puerta diminuta.
En el centro solloza como verdad difusa;
yunque de sueños de mil toneladas de peso.
La luz tenue penetra para ser absorbida por ella;
entre láminas azules quedan sus lamentos dormidos,
despiertan y entre las encinas huyen como rayos curvos.

Su oscuridad habla de nosotros, nos recuerda cómo somos.
La observo con desconsuelo, hace tiempo que me espera.
Admiro su presencia estable, fundida en la penumbra
mientras me conmueve su misterio entre sordinas.
Cuándo podré cincelar en su piel los himnos,
las palabras del pensamiento dormido.
Cuándo estaré dispuesto a ceder
y a dejarlo todo en sus manos.

Con la devoción del niño que sueña,
cada día entro allí para acariciar su rostro,
para degustar sus besos con ardores oscuros,
para seducir su mudez, en silencio, hasta quedar dormido.

Lo hago con sigilo; así llego a someter su fuerza de animal milenario.

No hay comentarios:

Publicar un comentario